La Diputación de Zaragoza alcanza el objetivo de destinar el 0,7% de su presupuesto a la ayuda al desarrollo

Gracias al Gobierno de Sánchez Quero, por primera vez, este año la institución provincial destina más de un millón de euros a la cooperación y logra cumplir el objetivo mínimo marcado por la Organización de Naciones Unidas.

Zaragoza, 30 de enero de 2019.- La Diputación de Zaragoza destina este año el 0,7% de su presupuesto a la ayuda al desarrollo, cumpliendo así por primera vez el objetivo mínimo marcado por la Organización de las Naciones Unidas. La partida dedicada a cooperación supera también por primera vez el millón de euros de inversión, pasando de 898.150 euros el año pasado a 1.101.000 en 2019 –un 22,5% más–.

La partida más numerosa corresponde al plan provincial de solidaridad y cooperación internacional, que un año más subvencionará distintos proyectos de ayuda al desarrollo y permitirá dar continuidad a las actuaciones realizadas en el marco del proyecto europeo Global Schools-Escuelas Globales. Este programa incrementa un 11% su cuantía, pasando de los 750.000 a los 835.000 euros.

El presupuesto dirigido a la ayuda humanitaria de emergencia sigue la tendencia de los últimos años y también se incrementa de los 100.000 a los 130.000 euros para dar respuesta a las numerosas catástrofes naturales, la crisis de los refugiados y otros conflictos en el mundo.

Junto a estos planes, la Diputación de Zaragoza lleva a cabo actividades de Educación al Desarrollo y la Ciudadanía Global, que se desarrollan en los municipios y colegios de la provincia. En 2019, este tipo de acciones contarán con 30.000 euros más, alcanzando un presupuesto de 70.000 euros.

Además, gracias a la aprobación en el pleno de una moción relativa a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, podrán desarrollarse actuaciones de sensibilización en la provincia sobre los objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Para ello, se ha aumentado la dotación del convenio con la Cátedra de Cooperación para el Desarrollo de la Universidad de Zaragoza y la Federación Aragonesa de Solidaridad en 20.000 euros más, lo que permite duplicar la inversión en este ámbito, que alanza los 40.000 euros. En esta línea destaca también la puesta en marcha de la Estrategia de Educación para el Desarrollo Aragonesa, en la que DPZ tuvo un papel impulsor y coordinador.

Asimismo, el aumento de presupuesto para cooperación ha permitido crear una nueva aplicación para hacer frente a los gastos de manutención y alojamiento de estudiantes saharauis que se alojen en la Residencia de Estudiantes Ramón Pignatelli, propiedad de la DPZ. De este modo, podrán ser cuatro los que se alojen gracias a una inversión de 26.000 euros.