La Diputación de Zaragoza presta el servicio de delegado de protección de datos a 283 de los 292 ayuntamientos de la provincia

Se trata de una figura legal obligatoria que se encarga de informar, asesorar y supervisar el cumplimiento de la normativa sobre protección de datos y que ha sido asumida por la DPZ en apoyo de los municipios.

Zaragoza, 21 de marzo de 2019.- La Diputación de Zaragoza ha empezado a prestar el servicio de delegado de protección de datos (DPD) a 283 de los 292 ayuntamientos de la provincia. Se trata de una figura legal obligatoria que se encarga de informar, asesorar y supervisar el cumplimiento de toda la normativa sobre protección de datos y que ha sido asumida por la DPZ como una línea de trabajo más en su labor de apoyo a los municipios zaragozanos.

“Los ayuntamientos, como todas las administraciones públicas, deben cumplir escrupulosamente la normativa sobre tratamiento de datos personales en su funcionamiento diario y en sus sistemas de información –destaca el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero–. El problema es que para muchos de ellos, sobre todo los más pequeños, tener un delegado de protección de datos es muy caro o directamente resulta inviable”.

Como la Ley Orgánica de Protección de Datos Personas y Garantía de Derechos Digitales permite el nombramiento de un único DPD para varias administraciones a la vez, la Diputación de Zaragoza ha decidido dar este servicio a todos los ayuntamientos que lo deseen. La respuesta ha sido casi unánime, ya que 283 de los 292 consistorios han aceptado la propuesta de la institución provincial.

“Estamos muy satisfechos de la buena aceptación que ha tenido esta iniciativa y seguimos trabajando en otros proyectos pioneros relacionados con las nuevas tecnologías como los escritorios virtuales, que permitirán que los ayuntamientos puedan cumplir el Esquema Nacional de Seguridad en el ámbito de la administración electrónica”, subraya Sánchez Quero.

El servicio de delegado de protección de datos se presta a través de un profesional externo que también ha sido contratado por la DPZ para supervisar sus propios sistemas de información y que está inscrito en el registro de DPD de la Agencia Española de Protección de Datos.

Las funciones de información y asesoramiento que la Diputación de Zaragoza va a prestar a los municipios a través del delegado de protección de datos incluyen la edición de guías sobre toda la normativa que debe cumplir cada ayuntamiento
–por pequeño que sea– y la elaboración de protocolos para comprobar que efectivamente se está cumpliendo.