Pilar Alegría denuncia que el nuevo gobierno de Zaragoza estará marcado por los intereses de Madrid y de la ultraderecha

Darío Villagrasa ha lamentado “el juego de las sillas de Rivera y Casado” en la capital aragonesa y en Huesca ciudad “para aupar gobiernos de la derecha con el apoyo de Vox”

Zaragoza, 14 de junio de 2019.- “Desde el PSOE, pero también desde Ciudadanos, nos hemos enterado por los medios de comunicación de que el próximo alcalde de la ciudad va a ser Jorge Azcón, es decir, nos hemos enterado por Madrid”, ha lamentado hoy la candidata por el PSOE a esta Alcaldía Pilar Alegría, que ha denunciado que Azcón “viene impuesto por intereses muy ajenos a los zaragozanos”. Alegría ha criticado que ha tenido noticia de ello esta misma mañana, cuando estaba concluyendo una reunión “para conseguir un gobierno serio y estable” con la cabeza de lista de Ciudadanos, Pilar Fernández.

“Corresponde a Ciudadanos explicar su decisión de gobernar de la mano con la ultraderecha y marcar así el destino de la ciudad para los próximos cuatro años”, ha añadido Pilar Alegría y ha ahondado en la cuestión: “y corresponde a la señora Sara Fernández explicar cuál es su capacidad de decisión y cuál es su capacidad de defensa de los intereses de los Zaragoza, porque los principales perjudicados son los zaragozanos, con un gobierno municipal teledirigido por el designio de la ultraderecha y manejado por Pablo Casado, el señor Rivera y Santiago Abascal”, ha señalado con preocupación.

Alegría ha mostrado su decepción porque Ciudadanos “se consideraba a sí mismo un partido regenerador y, sin embargo, “se ha convertido en un partido que está degenerando la política y que no tiene otro menester que ser la muleta clara del Partido Popular y de Vox”, ha criticado.
También ha recordado la “generosidad” mostrada por su partido “en las negociaciones con Ciudadanos”, dado que los socialistas obtuvieron la victoria electoral el pasado 26 de mayo en el Ayuntamiento zaragozano: “hemos hablado de tú a tú en igualdad de condiciones, a pesar de que la fuerza de ciudadanos se basaba en seis concejales”, frente a los diez obtenidos por el PSOE.

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE Aragón, Darío Villagrasa, ha señalado que “tenemos hoy dos lamentables noticias para el buen gobierno y para el presente y el futuro de nuestra comunidad autónoma”, en referencia a lo sucedido en el Ayuntamiento de Zaragoza y de Huesca. Villagrasa ha denunciado que, “la lista más votada, la lista ganadora, la lista que tenía un proyecto integrador serio y solvente de ciudad ha sido víctima de ese tablero de pactos nacionales en el que el señor Casado y el señor Rivera han mercadeado con Aragón, con Zaragoza, con Huesca y con tantos ayuntamientos, como si se tratase de una partida del Monopoly”. Y así hacía referencia también Villagrasa a la noticia de que la ciudad de Huesca estará gobernada “por Ciudadanos, con tres concejales, un apoyo de nueve del Partido Popular y un papel importante de Vox”.

“La regeneración, la solvencia y la defensa del modelo de ciudad tenía el nombre de Pilar Alegría en Zaragoza y de Luis Felipe en Huesca y lo que lamentamos en Aragón es que se nos haya utilizado como una moneda de cambio, con una ficha en un juego de mesa que para algunos puede ser muy divertido”, ha criticado el socialista, que también ha pedido explicaciones a Ciudadanos sobre “este juego de las sillas y esta forma de aupar a gobiernos de la derecha con el apoyo de la ultraderecha”.

Villagrasa ha constatado tras conocerse los pactos de muchos municipios que “el señor Rivera se ha abrazado de una manera absolutamente innegable a la ultraderecha de Vox”, pero ha garantizado que los socialistas “defenderemos en los ayuntamientos, con la capacidad y con los votos que los ciudadanos nos otorgaron el 26 de mayo, políticas públicas políticas serias, basadas en los derechos, en la convivencia y en la solidaridad”.