Sánchez Quero visita las zonas afectadas por las fuertes tormentas de granizo de ayer en la Comarca de Calatayud

El Presidente de la DPZ y Secretario General del PSOE Zaragoza ha reivindicado una “Renta Mínima Básica” que permita reiniciar la actividad a los agricultores que sufren estos siniestros.

Zaragoza, 27 de agosto de 2019.- El Presidente de la Diputación de Zaragoza y Secretario General del PSOE Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, acompañado por la diputada nacional Noemí Villagrasa y la senadora Ana Isabel Villar, han visitado hoy las zonas afectadas por las fuertes tormentas de granizo sucedidas ayer en la Comarca de Calatayud, especialmente en los pueblos del entorno de las riberas de los afluentes Ribota y Manubles.

Sánchez Quero ha afirmado que la Diputación de Zaragoza, si bien no tiene competencias sobre Agricultura, “siempre ha estado a la altura de las demandas de los municipios de Zaragoza” y ha asegurado que “desplazará toda la maquinaria necesaria que lo soliciten los pueblos de la zona para arreglar las infraestructuras, como caminos, riegos o muros de contención”. Asimismo, ha confirmado que la maquinaria de caminos de la DPZ ya ha atendido algunos pueblos como Villalengua, Moros, Alhama de Aragón, Ateca y la zona del Aranda afectada.

Por otro lado, ha señalado que para luchar contra la despoblación hay que pensar que “quién está en los pueblos son los agricultores, y que si no se les ayuda, después de todos los problemas que han sufrido estos años, difícilmente podremos mantener nuestros pueblos”.

En este sentido, Sánchez Quero ha defendido que una medida interesante para este fin “sería la de garantizar una Renta Mínima Básica para todos los agricultores, que les permita continuar con el trabajo después de estos siniestros”.

Sánchez Quero ha asegurado que “coordinará la institución provincial con el Gobierno de Aragón para evaluar los daños” y que “elevará este siniestro al Gobierno de España, a través de la diputada Noemí Villagrasa y de la senadora Ana María Villar”.

Moros y Villalengua

Algunos de los agricultores de los municipios de Moros y Villalengua, una de las zonas más afectadas, han sido acompañados por la diputada Noemí Villagrasa y la senadora Ana Isabel Villar por sus campos para evaluar de primera mano los daños causados en las cosechas por las tormentas.

Estiman que solo en el término de Moros habrá sido afectado casi una tercera parte de todo el término municipal, entre 1.200 y 1.400 hectáreas de terreno, con prácticamente entre el 60 y 100% de los árboles, viñas y frutales afectados.

Los agricultores han manifestado su preocupación con la situación a Villagrasa y Villar, y han afirmado que “el problema después de las tormentas no será únicamente perder la cosecha actual, sino también que pueden perder la próxima cosecha, ya que la fuerza del impacto del granizo ha afectado a la madera de los árboles frutales”, lo que implica que tengan en muchos casos que podarlos para evitar enfermedades perdiendo así el rendimiento productivo de sus campos.

“Estas nuevas tormentas son desastrosas para el futuro de los pueblos de la zona ya que, unidas a las inclemencias primaverales, puede llevar a muchas explotaciones agrícolas al límite de cerrar”, ha asegurado uno de los agricultores.

Las socialistas Villagrasa y Villar se han comprometido a elevar a las respectivas comisiones de Agricultura de las Cortes Generales la problemática de los campos afectados y a ponerse manos a la obra para encontrar una solución, coordinando el Gobierno central, autonómico y provincial.