La Diputación de Zaragoza termina el arreglo de la carretera de Pastriz tras una inversión de más de 1,5 millones de euros

Las obras han permitido mejorar una vía que hasta ahora carecía de arcenes y presentaba varios puntos conflictivos. Además, la DPZ ya tiene aprobado el proyecto para acondicionar el tramo entre el Cuarto Cinturón y Movera

Zaragoza, 19 de diciembre de 2019.- La Diputación de Zaragoza ha finalizado el arreglo de la carretera provincial que conecta Movera y Pastriz, la CV-314. Las obras han supuesto una inversión de más de 1,5 millones de euros y han permitido mejorar una vía con una elevada intensidad de tráfico que hasta ahora carecía de arcenes y presentaba varios puntos conflictivos. Además, la DPZ tiene ya aprobado el proyecto para acondicionar el tramo esa misma carretera que discurre entre el Cuarto Cinturón de Zaragoza y el barrio de Movera, actuación que se incluye dentro del convenio de barrios rurales suscrito con el Ayuntamiento de Zaragoza.

“La carretera de Pastriz soporta un volumen vehículos importante y además es utilizada por los autobuses urbanos de Zaragoza y por los del consorcio metropolitano de transporte”, destaca el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero. “Sin embargo, en el tramo Movera-Pastriz, que es el que se ha acondicionado en esta primera fase, carecía de arcenes, tenía unos carriles estrechos y presentaba numerosos obstáculos a los dos lados de la vía que suponían un peligro para los conductores en caso de accidente”.

Sánchez Quero recuerda que el arreglo de esta carretera era “una demanda histórica” de los vecinos de Pastriz, lo que en una primera fase ha llevado a la DPZ a arreglar la CV-314 en los 2,7 kilómetros que discurren entre el centro deportivo de Movera y la entrada al casco urbano de Pastriz.

Una vez acondicionada, la nueva carretera tiene siete metros de anchura con arcenes de metro y medio y bermas de un metro, aunque en un primer tramo ha habido que dejarla con una anchura de seis metros. Al paso por la ermita de Nuestra Señora de Movera, por el polígono industrial de Pastriz, por dos paradas de autobús y por una construcción que debía ser respetada ha habido que modificar ese planteamiento general para adaptarlo al espacio existente.

Los trabajos también han incluido la renovación integral del firme de la carretera y la reposición de los servicios afectados por las obras: acequias, escorrederos, una línea telefónica, farolas del Ayuntamiento de Zaragoza y canalizaciones y líneas eléctricas de media y baja tensión.

Las obras salieron a concurso por 1,6 millones de euros y fueron adjudicadas por 1,4 millones a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Ideconsa y Excavaciones Hermanos De Pablo. No obstante, en el transcurso de los trabajos hubo que realizar un modificado de proyecto a propuesta de la Confederación Hidrográfica del Ebro para proteger la carretera de las riadas. Esos cambios en el proyecto inicial, unidos en las demoras en la reposición de algunos servicios, han alargado las obras.

Segunda fase dentro del convenio de barrios rurales

Por otra parte, ya Diputación de Zaragoza ya tiene redactado y aprobado el presupuesto para acondicionar el tramo de la carretera provincial CV-314 que discurre entre el Cuarto Cinturón y el barrio de Movera, actuación que está incluida en el convenio de barrios rurales suscrito con el Ayuntamiento de Zaragoza y que tiene un presupuesto de licitación de 434.000 euros.

“Esta segunda fase se centrará en el tramo de la travesía de Movera, que en total tiene 2,6 kilómetros, y fundamentalmente consistirá en mejorar el firme de la calzada”, explica Sánchez Quero”. “La actuación ya cuenta con presupuesto, se sacará a concurso el año que viene y tendrá un plazo de ejecución de solo dos meses”.