La Diputación de Zaragoza cancela todas sus actividades culturales y cierra la residencia de estudiantes Pignatelli y el monasterio de Veruela

La crisis sanitaria por el coronavirus también ha llevado a la suspensión de todos los cursos de formación y a extremar las precauciones para prevenir los contagios en los edificios de la institución

Zaragoza, 13 de marzo de 2020.- La crisis sanitaria provocada por la epidemia de coronavirus ha llevado a la Diputación de Zaragoza a cancelar indefinidamente todas sus actividades culturales. Además, también se ha decidido el cierre temporal de la residencia de estudiantes Ramón de Pignatelli y del monasterio de Veruela, se han suspendido todos los cursos de formación y se están extremando las precauciones para prevenir los contagios en los edificios de la institución.

El presidente, Juan Antonio Sánchez Quero, asistió ayer jueves a la reunión de coordinación convocada por el Gobierno de Aragón con las tres diputaciones provinciales aragonesas, con los alcaldes de los municipios de más de 10.000 habitantes y con los presidentes de las comarcas. Tras ese encuentro, esta mañana ha convocado una junta de portavoces para informar a todos los grupos políticos (menos VOX, cuyo diputado se puso en cuarentena por haber estado en contacto con personas contagiadas) y ha presidido la primera reunión del grupo de trabajo creado en la DPZ para hacer frente a la situación que está generando la rápida expansión del coronavirus.

Ese grupo se reunirá periódicamente para ir adoptando las medidas que sean necesarias en función de la evolución de la epidemia y de las recomendaciones y las obligaciones que establezcan el Gobierno central, el Gobierno de Aragón y el resto de administraciones. “Es muy importante que todas las instituciones mantengamos una unidad de criterio en la toma de decisiones”, ha subrayado Sánchez Quero, quien además ha insistido en el papel “primordial” que deben jugar los propios ciudadanos. “Todos tenemos que ser responsables y salir de casa solo cuando sea imprescindible”, ha recordado.

 

Actividades suspendidas

La Diputación de Zaragoza ha decidido suspender todas las actividades culturales previstas para las próximas semanas: exposiciones, visitas guiadas, presentaciones de libros, charlas… Esta medida también afecta a las visitas infantiles a los distintos parques de bomberos de la institución y a las actividades y las visitas del Taller Escuela de Cerámica de Muel. Del mismo modo, se han cancelado todos los cursos de formación programados a corto plazo.

 

Monasterio de Veruela y residencia de estudiantes Ramón de Pignatelli

La DPZ también ha optado por cerrar tamporalmente el monasterio de Veruela, un recinto que recibe cerca de 60.000 visitantes anuales, y la residencia de estudiantes Ramón de Pignatelli, instalaciones en las que se alojan más de 300 jóvenes que cursan distintos estudios. Esta última medida se ha adoptado tras la decisión del Gobierno de Aragón de cancelar las clases durante al menos 15 días desde los 0 años hasta los estudios universitarios.

 

Medidas de protección para los trabajadores

Desde hace días, el personal del servicio de Prevención de Riesgos Laborales y Salud de la Diputación de Zaragoza trabaja para adoptar las medidas necesarias para prevenir el contagio del coronavirus en los distintos edificios de la institución. Tras reunirse con técnicos de la Dirección General de Salud Pública, el pasado martes los responsables de este servicio hicieron llegar a los trabajadores de la DPZ los consejos proporcionados por el Gobierno de Aragón.

Además de tomarse medidas para extremar la higiene, se están buscando fórmulas que reduzcan el riesgo de contagio de aquellas personas que, por estar en contacto directo con el público, presentan un riesgo mayor (los técnicos consideran que, en general, los empleados de la DPZ presentan una baja probabilidad de exposición al coronavirus en su puesto de trabajo).

 

Conciliación familiar

Este lunes se reunirá el comité de Seguridad y Salud de la Diputación de Zaragoza, órgano del que forman parte los representantes de los trabajadores y en el que se estudiarán los mecanismos que puedan adoptarse para facilitar que aquellos trabajadores que tienen hijos menores puedan hacer frente a la situación generada por la suspensión de las clases. No obstante, en la reunión de hoy del grupo de trabajo ya se han abordado diferentes medidas como una mayor flexibilidad de horarios, los permisos para asuntos propios, los permisos no retribuidos o el disfrute de vacaciones fuera del periodo establecido habitualmente.