El Gobierno de Sánchez Quero destinará 400.000 euros a un plan de ayudas directas para los balnearios de la provincia

“Lanzamos esta convocatoria para que se beneficien los balnearios zaragozanos, que tan perjudicados se han visto por los efectos del covid. Desde la DPZ consideramos indispensable garantizar su viabilidad, con la mirada puesta en facilitar que todos puedan estar abiertos y volver a una cierta normalidad lo antes posible”, ha destacado Sánchez Quero

Zaragoza, 14 de julio de 2021.- La Diputación de Zaragoza va a lanzar un plan extraordinario de ayudas directas dirigido a los balnearios de la provincia y dotado con 400.000 euros. El pleno ha aprobado hoy miércoles por unanimidad una modificación presupuestaria que incorpora fondos del remanente de tesorería acumulado por la institución en los últimos años para destinarlos en esta nueva convocatoria que busca apoyar a los establecimientos termales zaragozanos con el objetivo de ayudarles a reactivar su actividad tras el fuerte impacto de la pandemia en estos negocios.

“Desde la institución provincial consideramos indispensable garantizar la viabilidad de los balnearios de la provincia de Zaragoza con la mirada puesta en facilitar que todos puedan estar abiertos y volver a una cierta normalidad lo antes posible”, ha destacado el presidente, Juan Antonio Sánchez Quero. “Sabemos que lo están pasando mal, sabemos que se han quedado fuera de todos los planes que se han convocado desde las distintas instituciones, por eso hemos decidido lanzar esta convocatoria de la que queremos que se beneficien los balnearios zaragozanos, que tan perjudicados se han visto por los efectos del covid”, ha subrayado.

Sánchez Quero ha detallado que este plan de ayudas directas se ha consensuado con los propios balnearios y prevé apoyar con una subvención de hasta 50.000 euros a los establecimientos que generan hasta 25 puestos de trabajo directos y con hasta 100.000 euros a aquellos que superan los 25 puestos de trabajo directos.

Actualmente están abiertos cuatro de los seis balnearios de la provincia de Zaragoza: el de Paracuellos de Jiloca, los dos de Alhama de Aragón (Termas Pallarés y Alhama de Aragón) y uno de los tres de Jaraba (La Virgen). Los otros dos establecimientos de esta última localidad (Sicilia y Serón) permanecen cerrados.

El presidente también ha recordado que desde hace más de dos décadas, y hasta la llegada de la pandemia, la Diputación de Zaragoza ha apoyado y fomentado el turismo en los balnearios de la provincia subvencionando las estancias en estos establecimientos a través de su programa de termalismo social, que llega a los seis balnearios zaragozanos. El objetivo de este programa, que se retomará en cuanto lo permitan las restricciones por el covid, es favorecer el acceso de los ciudadanos a este tipo de tratamientos termales y apoyar además a los balnearios zaragozanos para que continúen siendo una importante fuente de empleo y actividad económica.

Casi 7 millones de euros para apoyar al turismo y la hostelería

Con la modificación presupuestaria aprobada hoy, este año la Diputación de Zaragoza ya ha destinado casi 7 millones de euros a apoyar al sector turístico y hostelero de la provincia. De esta forma, la institución aporta 6 millones de euros al plan de rescate impulsado por el Gobierno de Aragón; otros 500.000 euros para financiar el programa de bonos turísticos destinado a fomentar el consumo de este tipo de productos y servicios; y 400.000 euros más para apoyar a los balnearios con un plan de ayudas directas.

Todas estas subvenciones han sido incluidas en las dos modificaciones presupuestarias que ha permitido incorporar a las cuentas de la institución más de 41 millones de euros procedentes del remanente de tesorería que ha ido acumulando en los últimos años. Además, esa importantísima inyección de fondos también ha permitido crear una partida de 500.000 euros para lanzar un plan de ayudas directas al sector de las ganaderías de lidia.