Impulso a las reivindicadas obras de la tubería de ‘Valdurrios’ en Monegros II, para regar 6.200 hectáreas

Lambán se congratula de cumplir un compromiso para desatascar el proyecto de 51 millones, tras un retraso de más de tres décadas de una obra emblemática

Zaragoza, 29 de junio de 2022.- El Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, y la Comunidad de Regantes Montesnegros han suscrito hoy un convenio de colaboración para la financiación y ejecución de la tubería de ‘Valdurrios’, en la zona de Regadíos de Monegros II (Bujaraloz, Peñalba y Fraga).

El presidente de Aragón, Javier Lambán, se ha congratulado de que, gracias a este convenio, se ponga fin a una reivindicación histórica de esta zona de Los Monegros, donde llevan más de tres décadas -desde que en 1986 aprobó el Plan General de Transformación- esperando la finalización de esta actuación que afecta a 6.200 hectáreas y la puesta en valor de otras obras ya ejecutadas por las administraciones en la zona por un importe de otros 40 millones de euros. “Esto supondrá un auténtico revulsivo en la zona, tanto en generación de economía endógena, como en creación de empleo y oportunidades de futuro en una zona rural con alta despoblación como esta”. Se trata, según el presidente aragonés de una de las obras de regadío de Monegros II más emblemáticas, incardinada dentro del esfuerzo realizado por el Ejecutivo aragonés en los últimos 6 años para permitir el paso de secano a regadío del 26,5% de la superficie total de nueva creación de las últimas cuatro décadas, a un ritmo de caso 5.000 hectáreas anuales.

Además, contribuirá a una menor dependencia de importaciones de materias primas, en un escenario internacional complejo como el actual. Todo ello cumpliendo todos los requisitos ambientales”, ha asegurado Lambán durante la firma del convenio, en la que ha estado acompañado por el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, quien ha firmado el convenio con el presidente de la Comunidad de Regantes Montesnegros, Carlos Villuenda, en presencia de los representantes municipales de los pueblos implicados.

Tanto Lambán como Villuenda han subrayado que la inmediata puesta en marcha de estos regadíos, que deben estar listos antes de diciembre de 2025, no solo afecta al sector primario –que en esta zona podrá aumentar la producción de otros nuevos cultivos y frutales gracias a los regadíos-, sino que implica también a la industria, el turismo, comercio, etc.

La ejecución de la obra se hará a través de un encargo efectuado a la empresa pública TRAGSA y su presupuesto asciende hasta los 51.6 millones de euros, de los cuales, el Gobierno de Aragón aportará 22 millones en cuatro anualidades: 500.000 euros en 2022, 5.400.000 euros en 2023, 8.000.000 euros en 2024 y 8.100.000 euros en 2025. Por su parte, la Comunidad de Regantes Montesnegros aportará los 30 millones de euros restantes.

La tubería de Valdurrios tiene una longitud de unos 25 km y un diámetro que inicia en 2,6 metros y va disminuyendo conforme llega al final del recorrido. Se trata por tanto de una obra hidráulica de capital importancia que inicialmente debía ejecutar el Estado a través de la CHE (formaba parte de entre las tuberías principales del Pacto del Agua), pero que tras dos proyectos fallidos y dos décadas después jamás construyó, dejando una inversión de 41 millones ya ejecutada por el Gobierno de Aragón y por el Ministerio de Agricultura sin ninguna utilidad”.

Para que las 6.200 hectáreas puedan regarse, además de la tubería de Valdurrios, faltan cuatro estaciones de bombeo que serán financiadas por el Ministerio de Agricultura de forma simultánea a la construcción de la tubería, según ha explicado el consejero Olona. El coste de estas estaciones asciende a 26 millones de euros y sus proyectos están redactados, estando el Ministerio a la espera del cierre de la financiación y ejecución de la tubería de Valdurrios para iniciar su ejecución a través de un encargo a Tragsa.

La Disposición adicional Octava sobre financiación de regadíos en zonas de interés Nacional que, a instancias del Gobierno de Aragón, aprobaron las Cortes en la Ley 2/2016, de 28 de enero, permite que este tipo de actuaciones puedan ser financiadas entre el Gobierno de Aragón y la Comunidad de Regantes y ejecutadas por la Administración. En este caso, el Gobierno de Aragón lo hará a través de un encargo a Tragsa como como empresa pública, y ejecutará simultáneamente las cuatro estaciones de bombeo que financia el Ministerio (26 M€), y la propia tubería que se financia entre regantes y el Gobierno de Aragón.

Esta decisiva obra quedaba pendiente desde el año 2004, año en el que se aprobó el actual Plan Coordinado de Obras.