La DPZ pide la declaración de zona catastrófica para los municipios afectados por el incendio de Ateca

Los grupos políticos de la corporación han aprobado una declaración institucional que solicita al Gobierno central la tramitación “urgente” de las ayudas previstas para este tipo de catástrofes

Zaragoza, 26 de julio de 2022.- Los grupos políticos de la Diputación de Zaragoza han aprobado hoy martes una declaración institucional para pedir al Gobierno central que declare zona catastrófica a los municipios afectados por el incendio forestal de Ateca. El texto, que también fue consensuado con los alcaldes de esas localidades en la reunión mantenida con ellos ayer lunes en Ateca, solicita al Gobierno central que tramite “de forma urgente” las ayudas establecidas para este tipo de catástrofes “para que los fondos lleguen lo más pronto posible a los ayuntamientos y a los particulares”.

Además, la declaración institucional muestra el “infinito agradecimiento” de la Diputación de Zaragoza “a todas las personas, las instituciones, las empresas y otras entidades tanto públicas como privadas que han dado lo mejor de sí participando en el dispositivo de extinción o atendiendo física y emocionalmente a los afectados”.

Una vez aprobada, la DPZ trasladará esta declaración institucional al Gobierno de Aragón, a la Comarca Comunidad de Calatayud y a todos los ayuntamientos afectados por el incendio para que puedan adherirse a ella.

Qué implica la declaración de zona catastrófica

La declaración de zona catastrófica corresponde al Consejo de Ministros y actualmente se denomina declaración como zona afectada gravemente por emergencias de protección civil (ZAEPC).

El pasado 27 de junio esta figura legal ya se concedió a la zona afectada por el incendio que se produjo en Nonaspe ese mismo mes con medidas como ayudas por destrucción total de la vivienda habitual, por daños a la estructura de la vivienda habitual o por otros daños en la vivienda habitual; ayudas por daños a elementos comunes de una comunidad de propietarios; ayudas a personas físicas o jurídicas que hayan llevado a cabo prestaciones personales y de bienes; ayudas a los titulares de establecimientos industriales, mercantiles y de servicios, incluidos los agrarios y turísticos; y ayudas a corporaciones locales por gastos derivados de actuaciones inaplazables.

El acuerdo del Consejo de Ministros sobre el incendio de Nonaspe también  preveía la adopción de otras medidas de ayuda condicionadas a lo que establezcan las órdenes que dicten los diferentes ministerios: exenciones en la cuota del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) y la reducción en la cuota del impuesto sobre actividades económicas (IAE) que corresponden a los receptores de estas ayudas; medidas laborales y de Seguridad Social como bonificaciones y exenciones de cuotas de Seguridad Social; ayudas a las corporaciones locales para financiar proyectos de reparación de infraestructuras, instalaciones y equipamientos municipales…

Texto íntegro de la declaración institucional

El pasado 18 de julio se declaró dentro del término municipal de Bubierca un incendio forestal que ha acabado siendo el más importante de los sufridos por la provincia de Zaragoza desde el año 2015 y uno de los dos más destructivos en casi tres décadas.

El fuego ha quemado alrededor de 14.000 hectáreas, según las primeras estimaciones, y ha obligado a desalojar cinco municipios: Moros, Villalengua, Alhama de Aragón, Bubierca y Castejón de las Armas. En Moros las llamas llegaron al perímetro del casco urbano provocando importantes daños en edificios y equipamientos tanto públicos como privados, pero las afecciones a las infraestructuras públicas y los bienes particulares han sido generalizadas en todas las localidades afectadas.

Además, el incendio ha provocado enormes daños ambientales en los montes y bosques de la zona, que tardarán años en recuperarse y necesitarán importantes inversiones para evitar la deforestación y la erosión del terreno; y también ha destruido cultivos, cosechas y numerosas infraestructuras agrarias que son fundamentales para la subsistencia de los agricultores y los ganaderos de la zona.

Este desastre natural obliga a las administraciones públicas a dar una rápida respuesta a todos los afectados, tanto los ayuntamientos como las empresas y los particulares. Por eso los grupos políticos de la Diputación de Zaragoza aprobamos esta declaración institucional, que ha sido consensuada con los alcaldes de todos los municipios afectados, en la que acordamos:

  • Mostrar nuestro infinito agradecimiento a todas las personas, las instituciones, las empresas y otras entidades tanto públicas como privadas que han dado lo mejor de sí participando en el dispositivo de extinción o atendiendo física y emocionalmente a los afectados.
  • Pedir al Gobierno de España la declaración de zona catastrófica (zona afectada gravemente por emergencias de protección civil, ZAEPC) para los municipios afectados por el incendio y que tramite de forma urgente las ayudas establecidas para este tipo de catástrofes para que los fondos lleguen lo más pronto posible a los ayuntamientos y a los particulares.
  • Dar traslado de esta declaración institucional al Gobierno de Aragón, a la Comarca Comunidad de Calatayud y a todos los ayuntamientos afectados por el gran incendio forestal de Ateca.