Fuentes de Ebro retoma el proyecto de construcción de la Casa de Cultura

El proyecto completo tendrá un coste de ejecución de más de 3,7 millones de euros y el nuevo edificio tendrá más de 3.100 m2 construidos

Fuentes de Ebro (Zaragoza), 7 de septiembre de 2022.- El Ayuntamiento de Fuentes de Ebro aprobó por unanimidad en el pleno extraordinario celebrado el pasado 2 de agosto el proyecto básico y de ejecución de la Casa de Cultura de Fuentes de Ebro. Esta aprobación supone la adaptación y reutilización de la estructura de hormigón existente en Paseo del Justicia, construida a principios de los 2000 dentro de un proyecto fallido que perseguía dotar a Fuentes de un espacio cultural y de ocio.

“Tras 20 años de espera por fin podemos retomar el proyecto de construcción de la Casa de Cultura – expresa María Pilar Palacín, alcaldesa del municipio-. Una infraestructura necesaria desde hace muchos años para la que, lamentablemente, el municipio no ha tenido la disposición económica necesaria que permitiese su abordaje. Los ingresos extraordinarios que ha tenido el Ayuntamiento fruto del ingreso de las licencias por la construcción de los parques solares, así como los ingresos regulares que se prevén fruto de la actividad de estos, nos permiten afrontar una obra que dotará al municipio del espacio para la cultura y el ocio que se merecen los fuenteros”.

El proyecto de la Casa de Cultura de Fuentes permitirá consolidar un más que interesante complejo cultural en el entorno conformado por la Biblioteca-Ludoteca-Espacio Joven, la Escuela de Adultos y el Pabellón multiusos, reutilizando la estructura existente perteneciente al proyecto original, pero dando forma a un espacio distinto al proyectado originalmente. Un edificio de una menor escala y que responderá a las nuevas necesidades normativas, tecnológicas, ambientales y urbanísticas, a la vez que dará respuesta a las necesidades de uso actuales.

Un proyecto de consenso

El proyecto nace con la aprobación de todos los grupos municipales que han sido informados de su evolución desde que el mismo se retomó en el segundo semestre de 2021. “Agradecer a todos los grupos políticos -manifiesta María Pilar Palacín- su predisposición y sus aportaciones para retomar un proyecto que todos valoramos como necesario. Un proyecto de ciudad por su importancia, por sus implicaciones y por la inversión necesaria, que no hubiese podido salir adelante sin el apoyo de todas las fuerzas”.

Un espacio para la cultura y el ocio

“La nueva Casa de Cultura permitirá cerrar una de las grandes carencias del municipio -añade Cristina Palacín, concejala de Cultura de Fuentes- como es el hecho de no disponer de un espacio para la cultura, el ocio y el aprendizaje que acoja la actividad cultural y formativa municipal, y la actividad de las asociaciones de la localidad. Un centro que actúe como núcleo motor y dinamice la vida cultural y asociativa del municipio, contribuyendo al disfrute y la formación cultural de los fuenteros. Un espacio que permita acoger a todos los niños, jóvenes y mayores que forman parte de las escuelas de música, dance y jota, garantizándoles un espacio acorde y una enseñanza variada y de calidad. Un espacio, también, de exhibición profesionalizado y moderno que permita acoger una programación escénica variada y de calidad en unas condiciones de desarrollo y disfrute óptimas que pongan a Fuentes en el mapa cultural de Aragón, siguiendo la estela de algunas iniciativas que ya se desarrollan en el municipio, como el Festival de Cine”.

Para ello este proceso de redefinición del proyecto ha partido de un diagnóstico de base y un estudio de usos realizado desde el área de Cultura del Ayuntamiento que ha permitido definir el programa de usos del nuevo equipamiento, dimensionando los espacios a las necesidades reales. Un espacio moderno y funcional, pensado con mimo para que el mismo pueda responder a dichas necesidades, cubriendo todas las carencias detectadas.

Reutilización, disminución de la escala y eficiencia energética

El esqueleto existente a reutilizar es una estructura inacabada, ejecutada prácticamente al 50% de su totalidad, que cuenta con un sótano enterrado de muros de hormigón, y tres plantas alzadas realizadas con una estructura mixta de hormigón prefabricado y metal con una superficie construida total de unos 1.800m2. Cabe resaltar, que la estructura sufrió alteraciones, debido a las intervenciones de seguridad ejecutadas para reducir la peligrosidad y evitar posibles intrusiones.

Así la nueva propuesta conserva la mayor parte de la estructura válida (el sótano y las dos primeras plantas alzadas) buscando una mayor horizontalidad de la pieza arquitectónica con respecto a la original, reduciendo su escala al disminuir una altura del edificio y por lo tanto su impacto en un entorno urbano marcado por una trama de baja densidad edificatoria.

Además de la reutilización de la estructura como estrategia de ahorro económico, otro punto importante, es la apuesta por sistemas constructivos que permitan un importante ahorro energético, a través de una buena hermeticidad y un buen aislamiento térmico de la envolvente, así como la utilización de sistemas de climatización y ventilación de alta eficiencia, apoyados por una instalación de producción de energía fotovoltaica situada en la cubierta y una iluminación led de bajo consumo.

Tres espacios de usos diferenciados

El nuevo edificio será un volumen de unos 3.118 m2 construidos que contará en su interior con tres espacios de usos diferenciados:

El primer espacio de 4 plantas de altura, será el acceso principal al edificio. En planta baja presidirá un hall a doble altura donde se situará la recepción y la zona polivalente para la realización de exposiciones, además del núcleo de comunicaciones. En la planta sótano se ubicarán las Escuelas de Música, Jota y Dance que estarán dotadas con 5 aulas de diferentes tamaños, 2 despachos y un espacio de espera y descanso. Esta planta a pesar de estar bajo rasante, contará con un patio ajardinado, que dotará de luz y ventilación natural a las zonas comunes. En la planta altillo, se encontrará el salón de actos con capacidad para 50 personas y con vistas al hall principal, y el acceso a la platea alta del teatro (2º espacio). La planta primera contará con un aula para el desarrollo de actividades formativas ligadas a las nuevas tecnologías y un aula pensada como taller de actividades manuales (ambas compartimentables y configurables), espacios de almacenaje, otra aula polivalente de menor tamaño y un espacio de servicio comunicado con la terraza exterior, concebida como una gran plaza de 210 m2 que podrá acoger presentaciones, proyecciones o conciertos. Esta terraza contará con una escalera de acceso exterior, que permitirá su uso independiente aun cuando el edificio permanezca cerrado.

En el segundo espacio se ubicará el Cine-Teatro que contará con un aforo total de 327 butacas, repartido en platea baja (257) y un anfiteatro superior (70), una caja escénica de 80m2 de superficie y 11,15 metros de altura libre y espacios auxiliares de proyección, control y almacenaje. Contará, también, con una caja escénica totalmente equipada, flexible, automatizada y con controles centralizados en una cabina abierta de control desde la que se podrá manejar todo el equipamiento presente en escena (iluminación, sonido, proyección, telones, …) y de la sala (climatización e iluminación).

El tercer espacio tendrá acceso independiente de servicio por la fachada Norte, ya que estará formado por los recintos auxiliares del teatro. En planta baja estará el hall distribuidor donde se ubicará las escaleras y el montacargas, en el sótano estará la tramoya de acceso a escena, y en las plantas alzadas los vestuarios y almacenes, así como los cuartos de control e instalaciones.

Identidad arquitectónica

Cerámica, yeso y alabastro, materiales que nacen del subsuelo del territorio municipal y que han sido utilizados, a lo largo de la historia, para la construcción, el arte, la artesanía y la industria de Fuentes, vestirán el exterior y el interior del edificio. En el exterior se apostará por una fachada ventilada de piezas cerámicas, con una textura ranurada horizontal, que recuerda a las viejas canteras de extracción del alabastro repartidas por el monte del municipio, mientras que en el interior se creará una atmosfera natural, a través de los suelos y revestimientos de yeso grueso, y la madera, además del uso del alabastro en detalles y elementos singulares.

Redacción del proyecto y costes

La redacción del proyecto ha sido realizada por la UTE formada por Sicilia & Asociados Arquitectura S.L.P. y Grupo GEN S. Cop. en la que participa el arquitecto local David Cerezo.

Se estima que el proyecto completo tendrá un coste de ejecución de 3.737.609,72 € (IVA incluido). La alta inversión necesaria hará que el mismo se desarrolle en distintas fases de acuerdo a la disponibilidad presupuestaria. Para comenzar la obra se ha previsto una primera fase dotada con 1.094.324,00 € (IVA incluido) que actualmente se encuentra en fase de licitación.